Primera web sobre productos de casqueria

Comprador tradicional

–¿Cuál es la situación actual del sector?–Actualmente, el sector de los productos de la casquería está experimentando una notable recuperación, después de que en los últimos años haya sufrido una de las crisis más graves, por no decir la más grave, por la que ha atravesado. A estas mejoras en las expectativas de futuro ha contribuido, claramente, la desaparición de falsas y medias noticias en los medios de comunicación sobre los riesgos que el consumo de casquería supuestamente podía provocar sobre la salud, y que causaron enorme "miedo" y "rechazo" hacia estos productos entre los consumidores. Por suerte, numerosos estudios han demostrado las enormes características saludables que los productos de casquería proporcionan al organismo, lo que ha permitido desmentir esas "falsas informaciones", la mayor parte de ellas sin fundamento alguno y, sobre todo, lo más importante, la recuperación de la confianza de los consumidores en estos productos, tan característicos de la dieta mediterránea. Junto a ello, la recuperación también ha sido posible gracias a que el sector se ha unificado entorno a la Asociación Nacional de Empresarios de la Casquería y Productos de la Carne (ANECAS), y ha empezado a luchar de forma conjunta por objetivos comunes.


–¿Cómo se está desarrollando esta recuperaciónen el mercado interior? –Las consecuencias ocasionadas por la enfermedad de la Encefalopatía Espongiforme Bovina todavía se aprecian en el mercado interior, en el que las ventas se redujeron en un 95 por ciento durante los meses más duros de la crisis aunque, como ya he mencionado, la recuperación parece estar avanzando por buen camino. El comprador tradicional de casquería ha recuperado la confianza y ya está adquiriendo de nuevo nuestros productos. Además, no debemos dejar de menciona ral sector de la restauración, que en los momentos en los que estalló la crisis siguió confiandoe n los productos de casquería y actualmente, incluso, en la alta cocina se venden estos alimentos como platos "estrella".

–¿Y en el mercado exterior? –En este caso la situación no es tan favorable. En los países de la Unión Europea el consumo decasquería española ha experimentado una importante recuperación, pero no tan marcada como en el mercado interior. En lo que se refiere a terceros países, el sector español de casquería se está enfrentando con los principales problemas. Ante sde que apareciera "el mal de las vacas locas" se estaban abriendo nuevos mercados en Europa del Este y Extremo Oriente, pero tras el estallido de la crisis, estos países optaron por el cierre de sus fronteras a productos de casquería, ya han levantado esta prohibición.

–¿Se aprecia una mayor demanda de productos de casqueríaahora que antes de la crisis? –No, aunque el sector está viviendo un buen momento, todavía no se han logrado alcanzar los niveles anteriores al inicio de la crisis. Hay algunos productos, como es el caso de los callos, cuyo consumo se ha recuperado más del 100%, mientras que el hígado, la lengua o las gallinejas, entre otros, cada vez presentan una mayor demanda, pero con índices todavía lejanos a los que poseían en 1999. Por último, la asadura es elproducto de casquería que esta viviendo una recuperación más lenta.
–¿Cuales son las principales medidas queha llevado a cabo ANECAS para promover el consumo de casquería tras la crisis?–En primer lugar, llevamos a cabo una normalización del producto y entablamos conversaciones con las diferentes administraciones para establecer medidas de autocontrol que permitiesen que nuestros productos llegasen al consumidor con las mayores garantías de calidad. Finalmente, hemos centrado gran parte de nuestro esfuerzo en la difusión de la casquería como alimento saludable, por medio de campañas de información y promoción en medios de comunicación, mesas redondas y degustaciones públicas.

Teléfono contacto de Casquerías Gonzalo

 

–En la actualidad, ¿cuales son los principales canales de distribución de estos productos? –Antes del estallido de la crisis, la casquería se distribuía en gran medida a través de tiendas especializadas situadas en mercados municipales, conocidas como CASQUERIAS, pero con la crisis, algunas de estas tiendas se vieron obligadas a cerrar. Actualmente, esos comercios que cerraron por razones legales no han podido todavía abrir sus puertas. La distribución de la casquería en estos momentos está experimentando un gran desarrollo en las grandes superficies, en las que se ha pasado de unos 70 centímetros de lineal a másde 3 metros y, sobre todo, en carnicerías, que dedican cada vez una mayor parte de su stand a estos productos, convirtiéndose en tiendas de polivalencia.

–¿Cómo se presenta el futuro del sector?–Si se siguen llevando a cabo labores de promoción entre los consumidores, es muy posible que el futuro del sector sea prometedor y que los consumidores vayan adquiriendo cada vez más productos de casquería y, sobre todo, con mayor confianza. Además, hay dos aspectos que nos impulsan a ser optimistas: por un lado, e laumento de la inmigración en nuestro país, pues suelen ser grandes consumidores, y por otro, las importantes campañas de promoción que se están llevando a cabo entre los jóvenes, que están mostrando gran aceptación de estos productos.